¿Qué ha cambiado en tí el Yoga?

El contenido de este post no me ha llevado ningún quebradero de cabeza. Era simple y claro, pues como muchos de vosotros sabeis, doy clases de yoga tanto a niños, embarazadas como Hatha Yoga a adultos.
Pues bien, esta semana he empezado con una mini-charla para concienciarnos de algo que nos está pasando a todos. Y además, he aprovechado para hacerles una pregunta y escuchar con toda mi atención y corazón a sus respuestas.
Cuántas veces decimos: No tengo tiempo, estoy muy cansado/a, esto es urgente, ahora no… Madre mía! Cuántas cosas dejamos perder sin darnos cuenta, mientras pasa el tiempo…


Para que vosotros/as que no habéis estado en las clases recibáis la misma información, tenemos esta genial vía de comunicación como es el BLOG.

Reproducción de los hechos : “Os reúno así al principio de la clase, porque el significado de Yoga es UNIÓN. Eso que nos hace tanta falta a todos, pues cuando estamos pasando algún momento de agobio, estrés, ansiedad nos sentimos que lo vivimos de forma aislada, nos cuesta compartirlo con alguien y puede que pensemos que lo que nos pasa sólo nos toca a nosotros, mientras los demás viven plenamente felices. Pues no es así, todos somos UNO, y lo que te pasa a tí, también me pasa a mí y a quien tienes al lado, en menor o mayor grado y en cualquier momento de nuestra vida.
Sólo sabiendo esto nos aligera el peso de nuestras emociones, se manifiestan, no se estancan y no duelen porque al hablar dejas que todo lo que te daña se reordene.
Llego a la conclusión(tanto en la consulta de Nutrición & Coaching como en las clases de Yoga) de que el ritmo que llevamos es demasiado alto. Desordenado. Agobiante. Poco Nutritivo.

Una de las frases que sirven como un Mantra en Yoga es: Lo principal en tu vida, ya lo tienes desde el momento en que naciste, deja de buscar fuera, de querer tener más sin medida,si eso te agobia.
Y por último, la pregunta que les hice es: Qué te aporta el Yoga?

  • Es una hora que me dedico sólo a mí y eso me ayuda a sentirme mejor.
  • Es como venir a poner orden a mi mente, que tiene muchos focos abiertos durante el día.
  • En Yoga me he dado cuenta del movimiento de la columna, de la respiración y estoy empezando a aprender a relajarme sin que me invadan todos los …”tengo que…”.
  • Con la práctica he dejado de enfadarme con mis hijas y les digo las cosas con más calma.
  • He aprendido a respirar bien, noto como entra suavemente el aire y cuando estoy nerviosa soy más consciente de usar las técnicas de respiración que sé para relajarme.
  • Salir de la clase es una sensación de “flotar”, estoy más feliz durante el día.

Con estas respuestas me sentí y me siento immensamente feliz. Poco a poco y cada día voy cumpliendo mi misión.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas